En este momento estás viendo La disbiosis

La disbiosis

  • Categoría de la entrada:Consultorio
  • Comentarios de la entrada:Sin comentarios
  • Tiempo de lectura:7 minutos de lectura

Qué es la disbiosis

La disbiosis (también llamada disbacteriosis) es el desbalance del equilibrio microbiano de la microbiota normal, debido a cambios cuantitativos o cualitativos de su composición, cambios en su funcionamiento o actividades metabólicas, o bien, a cambios en su distribución.

Fuente: Wikipedia

La disbiosis en ginecología

La disbiosis es un desequilibrio de nuestra flora. En el caso de la ginecología se trata una invasión, ataque o abandono de los habitantes de nuestra vagina.

Para entender esto, es necesario explicar en qué consiste la microbiota.

Existe otras microbiotas en nuestro cuerpo que cuidan y miman zonas vitales, tales como el intestino y la piel. Toda esta flora nos defiende de posibles ataques y desestabilizaciones que pueden afectar nuestra buena salud.

La palabra microbiota o microbioma proviene de los términos griegos micro y bios, y hace referencia a los microorganismos presentes en un entorno específico.

La microbiota vaginal es una comunidad dinámica sujeta a la influencia de distintos factores, como el origen étnico, las hormonas y, otros agentes externos.

Caricatura del cuerpo de la mujer frente a la disbiosis

Cuidar el equilibrio de esta microbiota es muy importante, ya que es tremendamente susceptible del desequilibrio por distintas causas o factores de riesgo, como los que se enumeran a continuación:

  • La toma de medicación, como antibióticos
  • Infecciones bacterianas
  • Infecciones víricas
  • Consumo de alcohol
  • Consumo de tabaco
  • Malos hábitos higiénicos
  • Desequilibrios hormonales (como los producidos en ocasiones por la menopausia)
  • Personas de edad avanzada
  • Otros factores, como estrés, tampones, etc.

Estos factores pueden influir en la pérdida del equilibrio de la flora vaginal. Por supuesto, en caso de dudas, molestias o inquietud, la visita a un médico especialista es obligada para recibir un diagnóstico adecuado.

La microbiota de cada mujer es única

Bacterias de la disbiosis vaginal

Diversos estudios han indicado que ninguna mujer es igual a otra ni en la cantidad ni en la calidad de su microbioma vaginal.

Es como si fuera código de bacterias únicas. Y por tanto es responsabilidad de cada una conocer y mantener ese equilibrio lo más estable en posible.

El problema es que el equilibrio de la microbiota vaginal no es estático, y, cambia adaptándose a las distintas circunstancias y etapas en la vida de la mujer.

Fisiológicamente también hay cambios desde la niñez a la vejez y en procesos como el embarazo y el parto.

La bacteria dominante en nuestra vagina es el lactobacilo y sus distintas variantes: crispatus, gasseri, iners y jenseni.

Así pues, un correcto equilibrio en nuestra microbiota contribuye a mantener la salud de la vagina, impidiendo la entrada de los «okupas», y funcionando como barrera protectora.

¿Cómo? Produciendo moco y estimulando nuestro sistema inmunitario local.

Cómo prevenir la disbiosis vaginal

La disbiosis vaginal se asocia con vaginosis, candidiasis y disminución de la fecundidad así como mayor riesgo de parto prematuro.

Nuestro consejo es que no utilices tratamientos sin justificar su necesidad y que adquieras hábitos saludables, los cuales miman y favorecen el crecimiento y mantenimiento de tu microbioma personal.

Asimismo en caso de alteraciones que produzcan molestias, el consejo es obvio: acude al ginecólogo para averiguar con certeza de qué se trata y ponerle remedio.

Además de emitir un diagnóstico, el ginecólogo te podrá aclarar todas las dudas y temores, así como darte consejos adecuados a tu situación para cuidar y controlar ese preciado equilibrio en tu microbiota.

Esquema disbiosis

Información y diagnóstico en Planing Ginecología Elx

Deja una respuesta