La elección y correcto uso de un método anticonceptivo para un uso habitual y un continuo es una decisión importante en la vida, ya que te permite estar tranquila en tu día a día, tanto a nivel de salud y protección, como a nivel de planificación familiar.

Las opciones seguramente no son tantas como todas desearíamos, pero sí que hay alternativas distintas, y desde luego que cada una se indica y adapta mejor a cada situación. La decisión de adoptar un método anticonceptivo, pues, e yas sumamente importante en sí.

Y nuestra labor en la clínica, es mostrarte los pros y contras de cada método, y ayudarte a elegir el más adecuado para ti, según tu edad, tu condición y estado físico, psicológico, tu vida sexual, si existen patología acompañante, el tiempo que tienes pensado utilizarlo, etc.

Píldora
anticonceptiva

Anillo
vaginal

Parche
anticonceptivo

Implante
anticonceptivo

Planificación familiar

Fertilidad

"Nuestra labor comienza cuando tomas la decisión de utilizar un método anticonceptivo, pero a partir de ahí, nos tendrás para darte seguridad, aclarar todas las dudas y miedos que lógicamente van surgiendo, y ayudarte con las posibles eventualidades que aparezcan en relación con el uso de la contracepción elegida."

Píldora anticonceptiva

La píldora anticonceptiva es un método anticonceptivo de tipo hormonal, que se administra por vía oral y es de aplicación diaria, tal y como describe la Oficina de Salud para la Mujer (OASH). Estas hormonas alteran el funcionamiento de los ovarios y el útero, de forma que nos permite evitar de forma controlada el embarazo. Se trata de un método anticonceptivo altamente eficaz, pero para ello es fundamental que se sigan las instrucciones del especialista al pie de la letra.

La toma de la píldora, como ocurre con todos los métodos hormonales, puede ocasionar algunos efectos en el cuerpo de la mujer. Mientras algunas no notan nada, otras sin embargo no la aceptan del todo bien, con dolores de cabeza,

problemas digestivos o de circulación, entre otros. Esta es una de las razones por las que es muy conveniente tener un seguimiento por parte del ginecólogo; la otra principal es asegurarnos del uso correcto para que la píldora sea efectiva.

En primer lugar, porque te explicaremos todos los detalles, pros y contras de este método anticonceptivo frente a otros. En segundo lugar porque te ayudaremos a extrapolar todo eso a tu estado físico y situación. Y en tercer lugar, porque lo haremos desde la profesionalidad y la experiencia, pero con cercanía, intimidad y atención personalizada que te ayudará a tomar la decisión óptima para ti, con conocimiento y con tranquilidad.

Si te decides por la píldora en Planing estaremos, como siempre, a tu lado, en este caso confirmando la aplicación correcta de la píldora en el tiempo, y controlando tu bienestar para descartar o paliar posibles efectos, considerando cambiar de método si fuera necesario, es decir, lo mejor para ti.

Anillo vaginal

El anillo vaginal es un método anticonceptivo hormonal, que consiste en la introducción de un anillo suave, blando y flexible en la vagina de la mujer. El anillo se encarga de liberar de forma lenta y continua unas hormonas que impiden el embarazo, y se reemplaza por un nuevo tras cada ciclo menstrual.

El anillo se ha convertido en uno de los métodos anticonceptivos más populares, gracias a la comodidad de uso y a su discreción en el día a día. Esos son los dos grandes pros a su favor.

A tener en cuenta, como en todos los métodos hormonales, los efectos molestos que provocan en algunas mujeres, como dolores de cabeza o estomacales, que pueden llegar a recomendar cambiarlo por otro método. También puede ser un problema su aplicación en aquellas mujeres que presentan problemas psicológicos con la manipulación propia de su aparato genital.

Al igual que ocurre con la píldora, el anillo vaginal debe aplicarse siguiendo estrictamente las instrucciones del especialista, ya que en caso contrario su eficacia puede verse seriamente afectada. Detalles tan simples como una inadecuada temperatura de conservación del envase antes de su uso pueden alterar su correcto funcionamiento.

En la consulta te explicaremos con detalle todo lo que implica este método anticonceptivo, y sus ventajas e inconvenientes frente a otros. Hecho esto, te ayudaremos a tomar la decisión, valorando tu estado de salud y condiciones personales.

Una vez inicies a usar el anillo, te haremos un seguimiento y descartaremos todos los posibles efectos, controlando tu estado físico y bienestar, así como resolviendo todas tus dudas, que surgen con el tiempo, para que tengas siempre todo claro y puedas disfrutar de su uso con la mayor efectividad y protección.

Parche anticonceptivo

Los parches anticonceptivos son un método anticonceptivo de tipo hormonal, que consiste en la aplicación periódica de unos parches en la piel. Estos parches liberan en el cuerpo de la mujer unas hormonas que permiten impedir el embarazo.

El uso de los parches contraceptivos requiere de una especial atención, ya que a la hora de pegarlos a la piel hay que ser metódicos, limpios y precisos. Su peculiar aplicación hace que no sea recomendable para todo tipo de mujeres, aunque para las que sí lo utilizan resulta en general un método muy cómodo.

Por otro lado, debe prestarse especial atención a los posibles efectos de su uso, al igual que en el resto de métodos anticonceptivos de tipo hormonal, como la píldora o el anillo vaginal. Igualmente es importante conocer las condiciones de conservación, antes de su uso, para que no pierda eficacia.

Los parches son un método hormonal muy especial o delicado. En nuestra consulta te explicaremos con sinceridad, claridad y cercanía todos sus pros y sus contras y, juntas, veremos si es el método adecuado para ti.

Si te decides por usar los parches contraceptivos, contarás en todo momento con nuestras especialistas, para hacer un correcto seguimiento, aclarar las dudas que te puedan surgir con el tiempo acerca de su uso, y descartar o detectar los posibles efectos para ponerles remedio si es posible.

Implante anticonceptivo

El implante hormonal contraceptivo es un método anticonceptivo de larga duración, que consiste en la implantación de una fina varilla bajo la piel del brazo. Este implante debe de ser realizado por un médico o ginecólogo.

La varilla libera continua y muy lenta una hormona que impide el embarazo en la mujer. A diferencia de otros métodos hormonales, el implante no contener estrógenos, con unos posibles efectos adversos que son menos frecuentes.

A pesar de no ser históricamente muy popular en nuestro país, en los últimos tiempos está aumentando la solicitud de información sobre el implante anticonceptivo, así como su uso. No en vano se trata de un método muy fiable, ya que con el implante se minimizan las posibilidades del mala conservación o aplicación incorrecta. Además, supone una gran tranquilidad para la mujer, que no debe estar pendiente.

Algunas mujeres son reticentes por el miedo al dolor en su inserción, pero es un proceso bastante sencillo. Pero por otro lado, no se debe olvidar que al ser un método hormonal, hay que hacer un seguimiento y controlar los posibles efectos. Cabe la posibilidad de que con el tiempo, y por alguna causa, como por ejemplo un esfuerzo especialmente intenso, el implante se desplace produciendo molestias, y deba ser extraído. El implante contraceptivo no está recomendado en algunos casos, como en hipertensos, diabéticos, mujeres que han sufrido trombosis o alteraciones del hígado. Este método anticonceptivo debe ser estudiado, prescrito e insertado por un especialista.

El implante contraceptivo es un método de larga duración, que requiere una pequeña intervención y que no es recomendado para todo tipo de mujeres. Por eso, nosotras como profesionales te ayudaremos a entender su funcionamiento, inserción, pros y contras frente a otros métodos, etc.

En caso de realizar el implante anticonceptivo, tendrás la tranquilidad y confianza de que podrás disponer de un seguimiento y control exhaustivos y personalizados, de que iremos resolviendo cualquier duda o problema que surja, y de que controlaremos los posibles efectos.

Planificación familiar

La planificación familiar consiste en tener el número de hijos deseados y determinar cuándo se pretende el embarazo o no. Esto se logra mediante el uso de métodos anticonceptivos, los cuales pueden ser bien temporales y reversibles, o bien permanentes e irreversibles.

La planificación familiar en sí misma necesita y se apoya en la ginecología porque, en realidad, desde nuestra perspectiva de atención a pacientes, sabemos que la mujer es una parte fundamental en la toma de cualquier decisión a este nivel.

Las decisiones hoy en día se toman en pareja en muchos casos, pero hasta no hace muchos años ha sido siempre una decisión muy personal de la mujer. Una decisión que depende en parte de tus miedos y/o de tus dudas acerca de tu físico en cuanto a problemas de patología, porque todo lo que supone la utilización de métodos hormonales, así como los implantes de los dispositivos intrauterinos, ha dependido siempre de que tú, la mujer, te decidieras a veces por miedo a lo desconocido o al dolor al insertarlo, y entonces la decisión ha partido de ti, la mujer.

Esto en ocasiones ha supuesto más una carga psicológica entre el miedo y la desesperación de evitar el embarazo, y por otra parte, una carga mayor. Ella ha decidido que método elegía porque evidentemente solo el preservativo es el método masculino por excelencia m dentro de los métodos anticonceptivos actualmente parece que hay algún atisbo de novedades, pero no demasiadas posibilidades de controlar el ciclo masculino de formación de espermatozoides, sin embargo, sí hay mucha opción para controlar el ciclo femenino en la producción del óvulo por eso ha sido así hasta ahora todo el enfoque en la fisiología femenina

Fertilidad

Es una pregunta que se hacen muchas mujeres, cuando después de un tiempo intentado quedarse embarazas, no lo consiguen. En la actualización es una problemática muy común entre la mujeres, y que en algunos casos llega a atormentarlas, e influir negativamente en sus vidas y relaciones.

Es sabido que existen modernos y eficaces tratamientos de fertilidad. Pero el camino desde que la mujer se plantea la dificultad que tiene para quedarse embarazada hasta iniciar un tratamiento de fertilidad es largo, complejo y requiere de decisiones que se han de tomar en una situación de equilibrio emocional.

En nuestra clínica ginecológica no realizamos tratamientos de fertilidad. Nosotras nos ubicamos en los primeros casos del camino: cuando detectas que algo podría no ir bien porque no logras quedarte embarazada.

En Planing orientamos a nuestras pacientes en todo lo relativo a la fertilidad, incluyendo las dudas a nivel emocional de la pareja. Clarificamos los posibles orígenes de la infertilidad y solicitamos las pruebas médicas que deben hacerse.

Hecho esto, tratamos con la paciente los cambios más sencillos de los que se puede beneficiar, empezando por los tratamientos más simples, como la estimulación suave de la ovulación, en el caso que sea ese el problema, o la mejora con suplementos para ambos miembros de la pareja y coito dirigido a los días fértiles. Estas actuaciones enmucho casos son suficientes y dan buenos resultados alcanzando el éxito deseado.

Cosas como conocer la fisiología de la ovulación o hablar con la paciente y explicarle los días más fértiles, y tener claro todos los condicionantes de forma objetiva y en su correcta dimensión, hacen que muchos de los casos puedan ser resueltos de forma eficaz y sobre todo sin impacto emocional negativo para la mujer o incluso eliminándolo si existía.

“En planing realizamos un abordaje de la fertilidad muy familiar muy cercano pero muy efectivo.”

* NOTA ADICIONAL SOBRE MÉTODOS ANTICOCEPTIVOS

En Planing siempre seguimos las directrices del consenso de la Sociedad Española de Contracepción (SEC), que son una guía que marca pautas y contraindicaciones, para que la protección a nivel de infecciones y de barrera sea más importante y, casi diríamos urgente, en las mujeres más jóvenes sin relaciones estables todavía, que en las mujeres que ya tiene una pareja estable y evidentemente quizá más problemas de salud a nivel cardiovascular o relacionados  con el síndrome metabólico, como la presión  arterial alterada, diabetes,  etc., que hacen la elección especialmente delicada.

Los métodos que supongan poca interacción con el metabolismo hepático, con el metabolismo renal, etc. serán los prioritarios. Cada método en cada situación y hay muchas veces que tenemos que «arriesgarnos» para poder probar en mujeres métodos que están en el límite de los beneficios y efectos secundarios. Esto es una parte importante también de nuestra labor relacionada con estas situaciones tan habituales por desgracia.